COLOR STYLE
 
PATTERN
RESET
Search

Consejo de seguridad

SEGURIDAD EN TUS RETIROS DE FONDOS

Si vas a acceder tus fondos a través de un cajero automático:

  • Asegúrate de utilizar los cajeros identificados con el logo de la Red ATH®, los que siempre te han brindado seguridad en tus transacciones, no pongas en riesgo tu seguridad ni tu dinero.
  • Evita visitar cajeros a altas horas de la noche, en lugares solitarios o con poca iluminación.
  • Si utilizas un cajero automático drive-in mantén cerrados los cristales y los seguros de tu auto hasta llegar al cajero. Si hay algún vehículo antes del tuyo, mantén una distancia prudente hasta que el mismo se haya retirado.
  • Ten a la mano tu tarjeta de débito ATH® y los sobres de depósito o pago preparados, antes de acercarte al cajero automático.
  • Nunca dejes el recibo en el área del cajero o sus alrededores.
  • Asegúrate de retirar tu tarjeta y que la pantalla vuelva al inicio cuando termines.
  • Al marcar tu número secreto evita que otras personas puedan ver tu número, utiliza tu mano para cubrir el teclado.
SEGURIDAD EN TUS COMPRAS

Cada vez que hagas una compra con tu tarjeta ATH® en cualquier punto de venta:

  • Mantén tu tarjeta de débito ATH® a la vista y observa cuando el empleado la pasa por el terminal.
  • Verifica la cantidad antes de ingresar tu PIN y evita que otras personas vean tu número secreto.
  • Coteja el recibo de compra y verifica que la tarjeta que te devuelven sea la tuya.
TARJETA DE DÉBITO ATH ROBADA O EXTRAVIADA

Si tu tarjeta de débito ATH® fue robada o la extraviaste, comunícate con el banco o cooperativa que te emitió la tarjeta. Algunos proveen números de teléfono a los que puedes llamar durante los horarios en que están cerrados al público.

Esta información la puedes encontrar en:

  • La documentación incluida en el porta-tarjetas
  • Los estados de cuenta periódicos que recibes por correo
  • En su página de Internet
TARJETA DE DÉBITO RETENIDAS POR UN ATM

El ATM puede retener tu tarjeta de débito ATH® por varias razones:

  • Los ATM están programados para concederte varios segundos para que retires la tarjeta. De no hacerlo, el ATM retendrá la misma para tu protección. Si el ATM está localizado en una sucursal y la misma está en servicio, podrías recuperarla inmediatamente. Algunos bancos o cooperativas retienen las tarjetas hasta 24 horas antes de destruirlas. Para un reemplazo contacta la institución financiera que emitió tu tarjeta.
  • Los bancos y cooperativas emiten instrucciones para retener la tarjeta por distintas razones.
  • Una tarjeta dañada puede impedir que el mecanismo del ATM devuelva la tarjeta.
  • Ciertos problemas electromecánicos pueden causar la retención.